On connait pas la chanson III



Hey, I put some new shoes on, 
and suddenly everything is right

A veces la diferencia entre un buen día y un mal día está en unos zapatos, o el pelo, o unos pantalones. Sentirte cómodo, sexy, con confianza, ese es el autentico poder de la ropa. Y es un poder muy democrático: puede lograrlo tanto una camiseta de Inditex como una americana de Tom Ford. 

Yo personalmente tengo mis combinaciones ya preparadas, prendas que pegan, que quedan bien juntas, y si me salgo de ellas, no me siento cómodo hasta que no llego a casa y me cambio. ¿Y vosotros?

2 comentarios:

dijo...

Está muy bien esta web. Está llena de contenido muy interesante y de actualidad. Me gusta, sigue así de bien. Un beso

dijo...

He descubierto tu blog hoy, y me gusta.
Te sigo desde YA!
Te espero en el mío.

Besos

Nel