29 de jul. de 2010

La collares

A doña Carmen Polo de Franco, esposa del dictador, le gustaban las joyas más que a un tonto un boligrafo. Fue esta afición suya la que le valió el sobrenombre de "La collares".

Cuando salía de compras, arrasaba, y los comerciantes temblaban. Especialmente los joyeros. Solía coger las piezas más caras y al marcharse decía que le mandaran la factura al Palacio del Pardo. Sabiendo por supuesto, que nadie tendría el valor de hacerlo.

Muchas veces, cuando los joyeros se enteraban de la visita de "La collares" a la ciudad, optaban por esconder las mejores piezas, e incluso por cerrar la tienda. Finalmente se creo una asociación de joyeros para sufragar las perdidas que causaba la señora, pagando entre todos las joyas que "compraba" en cada tienda.

25 de jul. de 2010

Vestido de combate


La moda y la política. Nada más viejo. Políticos que aparecen sin corbata, para dar una idea juvenil. Mujeres sin tacones, y pañuelos bohemios para pretender ser, lo que no es. Moda, a fín de cuentas.

Pero repito que esto no es nada nuevo. La Reina Madre fue una experta en el tema. Hay quien la considera cursi, pero olvidamos, que ella en ningún momento pretendió ser chic ni sexy (dos adjetivos que la gente atribuía a Wallis Simpson. Sufienciete razon para odiarlos).

Sus visitas a poblaciones bombardeadas de toda Inglaterra dotaron a la monarquía de un rostro compasivo. Antes de ello Isabel se aseguró de ir bien vestida consultando a su modisto, Norman Hartnell. No estaba dispuesta a ponerse algo tan masculino como un uniforme militar, ni a presentarse como una figura regia e imponente. Después de muchas discusiones, decidió no volver a llevar nada negro – color de luto – ni rojo, color demasiado festivo para tiempos de guerra. Según escribiría más tarde, Hartnell diseñó una serie de “vestidos de combate” con “los colores pastel más suaves, rosa, azul y lila porque la reina quería dar la más reconfortante, alentadora y cordial de las impresiones”
Siempre caminaba entre las ruinas con el sombrero y las joyas puestas.

Cuando le preguntaban si era adecuado ponerse sus mejores galas para visitar lugares asolados por las bombas, Isabel sonreía. ¡Pues claro! Ellos también lo harían si vinieran a verme.

20 de jul. de 2010

Let's promote grey

APRIL 14, 1969
(No subject)

Let's promote grey.

For everything.

At the present moment how much grey have we got?

Diana Vreeland

Y es que los memorandum de Diana Vreeland a veces son casi como Haikus


19 de jul. de 2010

Paulina y Josefina

Y seguimos con Napoleón y su entorno.


Con ocasión de la boda de Paulina Bonaparte, hermana de Napoleón, con un príncipe italiano, su cuñada Josefina decidió organizar una fiesta en honor de la pareja.
Si bien es cierto que estas dos mujeres no eran precisamente amigas, tampoco se puede decir que fueran enemigas. Podría decirse que eran más bien rivales.


Para la fiesta, Paulina decidió vestirse de verde, con un gran escote y todas las joyas que acaba de recibir de la familia de su marido. Joyas en la cabeza, en forma de corona. En el cuello, como collar. En los brazos, a modo de pulseras. E incluso en los dedos enguantados, cubiertos de anillos.
Era su forma de humillar a Josefina en sus dos puntos débiles: su edad (era mayor que Napoleón) y su falta de ascendencia noble.


Pero Paulina, como suele ser costumbre en la juventud, infravaloró a Josefina. Esta, al enterarse de los planes de su cuñada decidió responder. Pero no podía hacerlo con las mismas armas. Si usaba un escote generoso, produciría más risa que admiración. Y aunque comprara tantas joyas, no tendrían la antigüedad de las de Paulina.
Al final, dio con una solución más sencilla y barata.


La noche de la fiesta, Paulina llego engalanada y preciosa, pero cual fue su sorpresa al descubrir la trampa de su cuñada:
Había mandado forrar los muros del salón con una tela de seda azul que anulaba completamente el efecto del verde. El maravilloso terciopelo quedaba completamente apagado, las joyas parecían desproporcionadas y Paulina, una triste lavandera que pretendía destacar.
Por el contrario, Josefina había optado por una sencilla túnica blanca al estilo griego y dos camafeos como único adorno.


Paulina partió furiosa para Italia. Y es que la juventud es algo que todos tenemos, mientras que la madurez, no siempre está al alcance de todos.



O como dice el refranero español: Que más sabe el diablo por viejo, que por diablo.

17 de jul. de 2010

La industria textil francesa y Napoleon


Con la Revolución francesa, a parte de la monarquía también cayó la industria textil francesa. Cuando Napoleón subió al poder, entre otras cosas, reinstauró las maneras del antiguo régimen.

Hay quien dice que eran sus ansias de poder y reconocimiento, pero Napoleón y Josefina, que serían muchas cosas pero sobre todo, inteligentes, conocían la importancia de promover la industria nacional, deprimida después de años de revolución.
Con la pompa que crearon a su alrededor, en las Tullerias, en La Malmaison y con el estilo emperatriz de Josefina, los Bonaparte consiguieron una de las cosas más importantes de la economía de un país.Por que si el ladrillo da dinero, las telas pueden dar aún más. Y si no que le pregunten a Sarkozy. Otros países bien podrían tomar ejemplo.

16 de jul. de 2010

Verano azúl




Yo siempre he dicho que en el mundo de la moda todo está inventado, y en verano aún más. Al menos, en la moda de hombre, apenas ha cambiado en los ultimos 50 años.

Y si no, no hay más que ver como cualquier pelicula veraniega, no importa la época, puede servir de inspiración a la hora de vestir en verano.

Yo sigo buscando unos sencillos pantalones beige...

14 de jul. de 2010

Personalidad


[La de Givenchy] es la única ropa con la que me siento yo misma. Es más que un modisto, es un creador de personalidad. Audrey Hepburn

10 de jul. de 2010




Un hombre rico es como una mujere guapa: no se casaría con ella solo por eso, pero ayuda.


Los caballeros las prefieren rubias.

7 de jul. de 2010

Balenciaga & Getaria


Balenciaga had the most wonderful sense of colour - his tête de nègre, his café au lait, his violets, his magentas and his mauves. Every summer I'd take his same four pairs of slacks and his same four pullovers to Southampton with me. Then... one year I went down to Biarritz. I laid out exactly the same four pairs of slacks, exactly the same four pullovers... and I'd never seen them before! It's the light of course - the intensifying light of the Basque country. There's never been such a light. That was Balenciaga's country.

Diana Vreeland

6 de jul. de 2010

Elegancia y horterez


Beverly se dedicaba a elegir para la princesa un vestido de noche. Tendría que ser, como siempre, un color llamativo combinado con otro cauto. La mejor manera de alternar la elegancia con horterez.

Terenci Moix. Mujercisimas

¿Hollywood?



¿Eres un hada buena o un hada mala?

Yo no soy ningún hada [...] de veras que no lo soy. Son feas y viejas las hadas.


¿Por qué rien?


Porque yo soy un hada; soy Glinda el hada buena del norte.


Os suplico me perdoneis, pero es que yo no sabía que las hadas fuesen hermosas.


Confundias las brujas con las hadas.



La alta costura es a veces, el Hollywood de Europa.

5 de jul. de 2010

Portadas prohibidas


Condé-Nast debería prohibir portadas tal que estas.

El magnate editorial William R. Hearst, que inspiró el ciudadano Kane de Welles y que dicen que motivó la guerra de Cuba para vender más periodicos dijo una vez que:
“No publico revistas solamente para lograr un éxito artístico. No creo que nada tenga éxito si no da dinero, mucho dinero.”

Muchas veces me pregunto por la rentabilidad del Vogue Paris, del L'uomo Vogue y del Vogue Hommes Internacional.
Por que en Francia, las mujeres prefieren el Elle, Marie Claire e incluso Figaro Madame.